Como ya vimos en nuestro último artículo, las plataformas de inteligencia de clientes son el aliado perfecto si estás buscando mejorar los ingresos y reducir los costes de tu negocio.

Tras la teoría, viene la práctica.

¿Por qué vemos cómo un ecommerce actual ha logrado los mismos objetivos que tú tienes en mente gracias la inteligencia de clientes?

 

C8JtJgxVoAEA4MJ

 

Greenice es una plataforma de venta de lámparas y bombillas LED líder en España. Sus objetivos, como todo negocio digital, giran en torno a aumentar las ventas y para ello se necesita personalizar.

Y al igual que muchos negocios, Greenice se enfrenta al reto de impactar a un target muy dispar con características muy distintas: consumidor final, clientes B2B, híbridos…Y dentro de cada uno de esos grupos, otro sinfín de variedades de perfiles.

Sabiendo que todos ellos son diferentes, es necesario estudiar sus patrones de navegación y analizarlos para saber qué es lo que buscan cuando entran en nuestro site y dárselo de forma rápida y optimizada.

Para hacer eso es necesaria la inteligencia de clientes por dos motivos: 1) algunas herramientas de marketing no tienen suficiente analítica detrás que respalde las acciones y 2) algunas herramientas de analítica no ofrecen información de USUARIO en profundidad.

¡El punto de partida es el análisis, pero no te quedes ahí!

Todos los usuarios se comportan de manera distinta, pero por su suerte podemos establecer criterios que los unifican. Por ejemplo: un segmento de solo mujeres que hayan abandonado el carrito hace menos de una hora o un segmento de solo hombres que hayan comprado este producto en el último mes.

La configuración de segmentos gracias a los datos que el usuario nos deja en nuestra web o app es la clave para impactarles después con contenido y ofertas personalizadas.

¡Un DMP te permite generar segmentos específicos para cada tipo de cliente!

Y así, generar acciones automatizadas de marketing que te permiten impactar a tus usuarios con el contenido o las ofertas que sabes que necesitan.

De manera que a esas mujeres que abandonaron el carrito recientemente podemos impactarles con emails recordándoles la compra que no han terminado o preguntándoles la razón del rebote.

Respecto a los hombres que han comprado el producto X en el último mes, podemos hacer que cada vez que accedan a nuestra web o app visualicen recomendaciones de productos complementarios o que otros usuarios vieron al comprar el mismo producto X, o quizá un vale descuento en la próxima compra por haber sido de los compradores más recientes.

¡Las acciones automatizadas con las que te diriges a tus usuarios pueden ser onsite y offsite!

Si entramos al detalle de todo lo que ello implica y en que se traduce más allá de las ventas, estamos hablando de ENTENDER A NUESTROS CLIENTES. Es decir, una plataforma de inteligencia de clientes te permite:

  • Conocer el comportamiento y las características de CADA usuario anónimo o registrado.
  • Disponer de un perfil para cada usuario anónimo o registrado que podamos utilizar.
  • Actuar y utilizar esa inteligencia de clientes en las herramientas de marketing.

¿Resultado? ¡Conocimiento de clientes! Es decir, ¡mayores tasas de conversión!

¿Podemos decir entonces que hemos logrado nuestro objetivo de vender más y mejor?

¡Utiliza una plataforma de inteligencia de clientes y responde tú mismo!

¿Quieres más información sobre las presentaciones de este evento? Escríbenos a ana.pascual@webtrekk.com