¡Tú puedes ser la próxima estrella publicitaria!

interior of a modern photo studio

Modelos, modelos, y más modelos. La inmensa mayoría de anuncios han tenido históricamente guapos jóvenes como protagonistas. Apuestos hombres y mujeres luciendo sus mejores sonrisas y contorsionándose hasta límites insospechados para publicitar productos que probablemente jamás en su vida vuelvan a utilizar. Un poquito de post-producción: que si quitemos estos brillos por aquí… que si vamos a dar más luminosidad por allá… Et voilà! Anuncio acabado.

¿No es esto falsear la realidad? ¿No sería más rentable acercar la publicidad a la gente que de verdad compra y utiliza los productos? ¿Incrementaría esto las ventas?

Estas mismas preguntas resuenan cada vez con más fuerza en los despachos de las grandes compañías, y también en las cabezas de algunos emprendedores.  Parece que poco a poco, sus caminos van uniéndose, con la inestimable ayuda del salto tecnológico y de las redes sociales.

Ahora metamos todos estos ingredientes en el mismo caldero, removamos un poco y cocinémoslo a fuego lento. Sí, estamos preparando una nueva forma de marketing, conocida como Visual Marketing, cada vez más presente en las grandes firmas.

Visual Marketing es la utilización de fotos de usuarios reales en campañas publicitarias online por parte de las marcas, pero aquí viene la parte innovadora… ¡De manera automatizada! ¿Cómo lo hacen? Veamos unas breves pinceladas de esta apasionante idea.

Las plataformas de Visual Marketing poseen potentes arañas, unos programas automáticos que barren continuamente las redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram…) en busca de posibles imágenes de personas como vosotros y como yo, gente normal y corriente que pueda ser seleccionada como nuevo icono publicitario. Detectan no sólo hashtags o texto en el que se hable de la marca en cuestión, sino que también cuentan con reconocedores de imágenes y logos que permiten identificar el uso de los productos de la compañía.

Mediante unos complejos algoritmos y bajo una serie de criterios previamente definidos por la firma, se filtran todas aquellas fotografías o vídeos que encajan con la filosofía publicitaria deseada. El resto son consecuentemente descartadas.

A continuación, y siguiendo con el proceso automatizado, la plataforma de Visual Marketing se pone en contacto con el usuario cuyo contenido audiovisual haya sido elegido. Se le solicita su autorización del derecho de la imagen, y si acepta (puesto que de otra manera sería ilegal), ¡ya tenemos lista y generada una posible campaña de marketing sin que ningún humano haya supervisado el proceso!

El sistema facilita todos los contenidos a las empresas, y son estas quienes en último lugar seleccionan aquellas que creen más convenientes para su negocio. Posteriormente, el sistema de Visual Marketing emplea algoritmos de Machine Learning para aprender de sus errores y aciertos a la hora de ‘pescar’ el material en las redes, de manera que en su siguiente iteración, su elección será aún más alineada con los criterios de la empresa.

¿Imagináis las miles y miles, incluso millones de referencias diarias que las grandes marcas obtienen? Son un filón inagotable de contenidos, branding y tendencias que hasta ahora apenas estaban siendo tenidas en cuenta para la creación de nuevas campañas. Y este filón comienza a ser explotado de manera autónoma, sin necesidad de tener un ingente equipo de concepción, creación y producción asociado. Gigantes de la industria como Adidas, L´Oréal o Tag Heuer, entre otros, ya han sido seducidos por este llamativo proceso.

¿Imagináis ser el próximo George Clooney anunciando relucientes cafeteras? ¿El próximo Derrick Rose anotando canastas imposibles? ¿La próxima Penélope Cruz luciendo un pelo brillante?

Tal vez sea el momento de dejar de imaginar… ¿Será alguno de los lectores el protagonista de nuestro próximo banner?


Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply