Super Bowl, o cómo gastar 5 millones en 30 segundos.

Yardas, touchdowns. Balón ovalado, cascos con rejillas. Cervezas, nachos. Y publicidad…publicidad muy cara. Naturalmente, hablo de la Super Bowl, ese evento que cada año gana más adeptos en España.

170206_super_bowl_enrique

 

Este año se han enfrentado los New England Patriots y los Atlanta Falcons. Ha sido un auténtico partidazo, con prórroga incluida. Tom Brady ha subido (aún más) al olimpo de los mejores jugadores de la historia de la NFL.

Pero hoy no os voy a hablar de lo estrictamente deportivo, sino de todo lo que rodea a este famoso evento. ¿Y si os digo que las empresas han pagado de media unos 5 millones de dólares por un anuncio de 30 segundos?

Pongámoslo en perspectiva: un 98% de las PYMES en España facturan menos millones en todo un año de lo que cuesta un breve anuncio el día de este evento tan importante para muchos. ¡WOW! Cifras como estas, ayudan a comprender el impacto y la inercia que generan estos grandes eventos.

Y ante un escenario con semejante audiencia como es la Super Bowl, se abren infinidad de posibilidades para ganar notoriedad y branding. Obviamente no todas las empresas pueden permitirse gastar 5 millones de dólares, pero son conscientes de que un formato original y fresco puede hacer que su empresa saque la cabeza de entre la multitud por una pequeña cantidad de dinero, o incluso de manera gratuita.

Las redes sociales son un auténtico escaparate: el año pasado, Nielsen estimó 17 millones de tuits generados por 4 millones de usuarios únicos. Youtube muestra un repunte de minutos vistos de anuncios en las horas anteriores y posteriores al partido, y un incremento en las suscripciones a canales.  65 millones de usuarios generaron 265 millones de impactos en Facebook. Todas las redes sociales experimentan este incremento de uso ligado a los grandes eventos deportivos.

Una segmentación apropiada sobre toda esta audiencia durante el día del partido, y sobre el remanente generado en los días siguientes puede marcar la diferencia y hacer que la publicidad online tenga un mejor retorno que los fastuosos anuncios de televisión que no están al alcance de cualquiera.

En el plano tecnológico también supone un importante campo de innovaciones. En la Super Bowl de cada año vemos importantes novedades que más tarde acaban llegando al deporte en Europa y en España, o bien extendiéndose entre la población con algunos retoques (véanse las pulseras de actividad). Infinidad de wearables son portados por los jugadores y detectan la distancia recorrida, el esfuerzo efectuado, o incluso la intensidad de los impactos que reciben.

Grandes marcas como Microsoft se ven seducidas por las oportunidades que el deporte moderno ofrece, y por ejemplo, en 2013 firmó un contrato de 5 años con la NFL por un valor de 400 millones de dólares para que los entrenadores utilizaran la tableta Surface para visualizar repeticiones y generar las jugadas de sus equipos desde la banda del terreno de juego.

En definitiva, la Super Bowl es solo un ejemplo. Pero independientemente de que te guste o no te guste el deporte, desde el punto de vista comercial se trata de una oportunidad perfecta de hacer llegar tu marca a un público amplio por primera vez y quién sabe si convertirlos a clientes en un corto plazo o incluso de manera inmediata.

También es una oportunidad de ofrecer innovaciones tecnológicas que pueden extenderse posteriormente entre la población.

Are you up to the challenge?


Previous Post Next Post

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply makertan 9 febrero, 2017 at 12:52

    Buen post Enrique. En mi opinión ese minuto de oro de la TV, propio de eventos deportivos y otros contenidos previo pago de los Royalties, ofrece en esos 30 segundos / 1 minuto ese alcance brutal amplificado con la SocialTV. La importancia de optimizar los impactos conseguidos y los usuarios alcanzados es capital. Y en el futuro con el Addressable TV, los resultados para aquellos que apuesten por “gastar” esa pasta serán muy superiores a los actuales. Sin duda es una gran oportunidad no sólo de alcance, sino de evangelización y por supuesto de fidelización de audiencias.

  • Leave a Reply