Cómo aprovechar tus datos y llevar a cabo campañas de search remarketing efectivas

En este artículo veremos como el remarketing puede:

  • Reducir a la mitad el coste del pedido
  • Mejorar hasta el 100% la tasa de conversión del segmento al que te diriges
  • Aumentar notablemente el CTR respecto a la campaña original
  • Incrementar el ROI de tu negocio

En estos tiempos en los que el consumo online está en continuo crecimiento, es de vital importancia atraer a usuarios a tu página web mediante estrategias de marketing efectivas.

Mantener el contacto con el usuario es fundamental, ya que la mayoría solo efectúan la decisión de compra después de una, dos o tres visitas.

Entonces, ¿Qué deberías hacer cuando un cliente abandona tu página web sin realizar ninguna compra? Quienes den por perdido al cliente en este punto, no progresarán.

A través del search remarketing es posible llegar al cliente incluso después de que haya abandonado tu página web. Un seguimiento preciso del usuario permite mostrarle ofertas cuando este ojee artículos similares en los buscadores.

Es imprescindible que los profesionales de marketing conozcan las ventajas de una correcta implementación del search remarketing. Veamos cómo funciona, y cómo usarlo para mejorar los beneficios de tu empresa.

¿Qué es el search remarketing?

Con esta herramienta, solo te dirigirás a clientes que ya hayan visitado tu página web y estén familiarizados con tu empresa. Cuando un visitante abandona tu página web sin hacer un pedido o cualquier otra conversión, la publicidad personalizada le será mostrada en páginas externas en función de sus intereses. Este tipo de interacción aumenta la probabilidad de convertir a un usuario en comprador.

El Remarketing en tres sencillos pasos consiste en:

  1. Captar los intereses del usuario en la web
  2. Identificarlo en páginas externas y dirigirte a él en función de sus intereses
  3. Atraerlo de nuevo a tu web, incrementando así la probabilidad de conversión

 

Desde el punto de vista técnico, ¿Cómo funciona?

Las listas de remarketing de Google AdWords habilitan el remarketing dentro de Google Search. De manera que, usando Google Search, se produce la optimización de ofertas y anuncios para usuarios que ya hayan visitado tu página web.

Cuando un usuario visita tu web desde el buscador, pero la abandona sin desempeñar la acción deseada, el contacto con este cliente potencial se puede continuar a través de la lista de remarketing una vez se haya iniciado una nueva búsqueda. El resultado: dirigirte al usuario cuando vuelva a buscar artículos similares.

Cuando usas remarketing están disponibles las siguientes opciones:

  • Uso de palabras clave genéricas
  • Optimización de ofertas
  • Textos publicitarios personalizados

Dirigir las campañas a visitantes que ya estén familiarizados con tu página web te asegura tener una idea clara de sus necesidades.  Es más coherente que los usuarios de tu lista de remarketing a los que se le hayas hecho ofertas alcancen el objetivo a que lo hagan nuevos visitantes. Por ejemplo, se pueden mostrar anuncios específicos de artículos que hayan sido abandonados del carrito de compra.

Pero…

¿Por qué implementar remarketing con Webtrekk?

El beneficio que nos ofrece el remarketing es alcanzar al usuario cuando su intención de compra es máxima. Con Webtrekk, tendrás la oportunidad de complementar tus campañas con información sobre tus visitantes, y segmentarlos de forma aún más precisa. Esto tendrá un efecto positivo en el CTR, la tasa de conversión y el ROI para tus campañas SEM.

Configurar la campaña requiere solo de unos pasos.

1.En primer lugar, crea una lista de remarketing en AdWords, y posteriormente inserta en Webtrekk el código snippet de la etiqueta de remarketing que recibas de AdWords.

Si el usuario pertenece a un segmento definido, la información de la lista correspondiente de remarketing será transferida a un iframe, alojado en un dominio perteneciente a Webtrekk. Este iframe rellena la lista correspondiente de remarketing a través del URL con Google NoScript.

Con esta implementación, evitas tener que insertar una etiqueta de remarketing de Google a tu página web, y consecuentemente, previenes la difusión de tus datos.

2.Después, define segmentos como abandonos del carrito, visitantes recurrentes y demás.

Establece en AdWords palabras clave, ofertas y textos publicitarios dirigidos a los usuarios de la lista de remarketing.

A la hora de definir segmentos se podrán tener en cuenta tanto datos históricos como el comportamiento en la sesión actual.

Entonces, ¿Cómo lo tiene que hacer un retailer online que quiera comunicarse únicamente con clientes que ya hayan estado anteriormente en su página?

Para segmentar a los usuarios, el retailer identifica a los visitantes que hayan añadido algo al carrito y abandonado la página sin comprar. Para optimizar las ofertas en mayor grado, ahora, estos usuarios también pueden ser segmentados según el valor del carrito o su valor como consumidor siguiendo el modelo RFM (ver en la captura de arriba). Cuanto mayor sea su valor, más estarás dispuesto a invertir en tus clientes potenciales.

Dependiendo de la oferta, también puede ser útil crear un segmento adicional para “compradores”. Por ejemplo, en el sector de los seguros, excluiría a aquellos usuarios que ya hayan adquirido un seguro, o reduciría las ofertas, ya que la probabilidad de que adquieran otro es muy improbable.

Puedes encontrar el artículo original aquí.