Cabecera_Articulo_6_Claves_Cambio_Tecnología

Los tiempos cambian, las tecnologías evolucionan y nuestras necesidades como agentes empresariales se refinan y buscan una mejora continua. Por ello, cada vez es más habitual encontrar empresas que persiguen un aumento en la eficacia y eficiencia de sus procesos organizativos, orientados en su mayoría, a satisfacer las necesidades de su cartera de clientes y, en definitiva, a generar una mayor tracción hacia su público objetivo.

En general, nuestro “know-how” para generar dicha tracción se actualiza periódicamente; como hemos comentado anteriormente, los tiempos cambian y las estrategias de marketing que debemos poner en práctica, también. Además, cada vez son más las herramientas o plataformas de gestión que aparecen en el mercado para ayudarnos a conseguir nuestros objetivos de área y/o negocio.

Dicho todo esto, podría parecer que todas las empresas están dispuestas a dar el paso para mejorar sus ratios de éxito con la contratación de nuevas herramientas tecnológicas, ¿no?. Tristemente, no es el caso.

La aversión al cambio, a salir de la zona de confort, al fracaso… son palancas muy enraizadas a la hora de invertir en nueva tecnología. Por ello, y aunque cada caso sea particular, desde Webtrekk hemos configurado un lista con las 6 claves que te ayudarán a ganar confianza, seguridad y determinación en el cambio de tecnología.

  1. Gestiona el nivel de tus expectativas: Si bien liderar una transformación o cambio digital en la empresa puede ser motivo de entusiasmo y positivismo en los equipos, solamente el “querer que algo salga bien” no es suficiente. El cliente junto a la empresa proveedora deberán establecer metas claras y expectativas reales. Definir los “worst-case scenarios” así como los obstáculos que pueden aparecer en el camino para elaborar un plan de acción que ayude a prevenir estos problemas.
  2. Potencia la comunicación con tu equipo y con los niveles superiores: Una vez se da el OK por parte de la organización en la implentación de la nueva tecnología, el progreso de su implantación será clave para aumentar su confianza y seguridad. Por lo tanto, recomendamos establecer hitos significativos y tener un ámbito de trabajo claro que facilite la transición del cambio. De igual manera, desarrollar una narrativa de “por qué lo estamos haciendo” y “qué vamos a conseguir con esta tecnología”  es clave para mantener el interés del equipo y llegar a completar la implantación.
  3. Establece metodologías “agile”Planifica una implantación modular, es decir, “fasea”las etapas principales de forma lo suficientemente flexible para cambiar las prioridades del proyecto sin tener que comenzar la implantación desde 0.
  4. Crea un proceso de formación continuo para tu equipo: Marca un calendario de formación para tu equipo sobre la nueva tecnología; ten en cuenta que todo cambio requiere un periodo de asentamiento inicial, por ello, cuanto más facilites a los miembros de tu equipo el entendimiento de la tecnología, antes podrán llegar a gestionarla. Aparte, como toda tecnología que se prevea optimizar, se deberán establecer “updates formativos” con la salida de nuevas releases.
  5. El soporte del proveedor: de calidad y continuo: Incluso con todo el tiempo y los recursos invertidos en formación, es probable que los miembros de tu equipo vuelvan a caer en viejos hábitos, para prevenirlo/solventarlo a la mayor brevedad, el proveedor de la tecnología debe de estar presente para ofrecer la formación y ayuda de calidad necesaria.
  6. La tecnología funciona… ¿Ya está?: Es solo el comienzo. La tecnología no debe demostrar que funciona (eso es un imponderable) sino que ayuda a conseguir los objetivos del área de negocio y que facilita los procesos que en un comienzo – etapa de gestión de las expectativas – se definieron.

Como podéis ver, la implantación y puesta a punto de una nueva tecnología en las organizaciones conlleva, en primer lugar, una inversión tanto monetaria como de tiempo, las cuales deben entenderse como obligatorias. En segundo lugar, y más difícil de aceptar, es salir de la zona de confort; de lo que entendemos y manejamos diariamente, porque…¿qué sentido tiene seguir utilizando un paraguas cuya varita rota hace que nos mojemos? Ninguno. Por mucho que nos cueste, debemos priorizar la experiencia y satisfacción de nuestros clientes así como la eficacia en nuestros procesos organizativos antes que nuestra propia comodidad.

En Webtrekk te ayudamos a que la “huída” de la zona de confort sea óptima, con un equipo dedicado 100% al éxito y consecución de tus objetivos.

El que no arriesga no gana, pero con Webtrekk te ayudamos a que el riesgo sea el mínimo.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here