IMPLICACIONES A TENER EN CUENTA EN LA IMPLEMENTACIÓN DE UN TAG MANAGER

Los tag-managers están ganando popularidad para la implementación de soluciones analíticas, optimización y retargeting publicitario pero antes de tomar la decisión de utilizarlos es imprescindible contar con recursos técnicos dentro del Departamento de Márketing así como entender las implicaciones derivadas de su uso.

tag manager

La evolución tecnológica de la sociedad ha permitido que se desarrollen herramientas y widgets que hacen más sencillo realizar cualquier tarea y simplifican nuestro trabajo. Los tag managers o gestores de tags permiten, teóricamente, devolver el control de la gestión diaria de la analítica y optimización digital a los departamentos de márketing pero, ¿es eso cierto? Mi respuesta es un sí condicional.

 

Con el conocimiento adecuado los departamentos de márketing pueden volver a tomar el control de la web y realizar los cambios e implementaciones necesarias para la optimización y recogida de información relevante de forma rápida y fluida.

 

Sin embargo, hay una serie de cuestiones que normalmente no se tienen en cuenta. Primero, es importantísimo contar con talento interno dentro del Departamento de Márketing que tenga conocimientos de Javascript, HTML y tenga nociones básicas del lenguaje de programación que utiliza la web de la empresa. Este será el requisito más importante a la hora de hacerse cargo de la gestión de la analítica. La adquisición de talento técnico dentro de los departamentos de márketing es una de los cambios que ahora mismo se están introduciendo en el sector de Internet. Otra opción es tener buenos “contactos” dentro del Departamento Técnico ya que ante cualquier duda nos interesará acudir a ellos para que nos apoyen y ayuden.

 

Otra de las cuestiones que merece la pena mencionar y que muchas veces no se especifican con anterioridad es el hecho de que los tag managers utilizan contenedores de tags para implementar código en la web. Estos contenedores sólo aceptan JavaScript lo que significa que no podrán incluir el código noscript del marcador de analítica que se encarga de recoger el tráfico generado por los usuarios que no acepten JavaScript. A priori, podremos pensar que hoy en día todo el mundo acepta JavaScript pero por experiencia os digo que, he llegado a observar diferencias de más de un 8%, que provienen de la no recogida de la navegación de los usuarios sin JavaScript. Por ello, antes de decantarnos por un gestor de tags será muy importante conocer cómo es nuestro tráfico para tomar la decisión más informada posible. A lo peor, todo lo que tendremos que hacer será desplegar el código noscript al final del body de todas nuestras páginas pero, obviamente, esto llevará un tiempo en implementación que es necesario planificar desde el principio.

 

Finalmente, la tercera opción a tener en cuenta es obviamente el soporte que vayamos a tener en la implementación y aprendizaje del gestor de tags. En general, aquellas opciones gratuitas no cuentan con soporte mientras que las opciones de pago sí. Tanto la capacidad técnica de los recursos humanos con los que contemos como la importancia que el canal online tenga en la organización serán variables fundamentales a la hora de optar por un modelo de pago o uno gratuito.

 

¡Buena implementación!

 

Elisa Ramirez Muñiz


Previous Post Next Post

You Might Also Like

Leave a Reply