Fijémonos en primer lugar en las posibilidades de interacción que tienen los usuarios con un email. Este puede abrirlo, puede hacer clic, puede contestar, puede darse de baja como suscriptor, puede que lo reenvíe o incluso puede que ni siquiera lo reciba.

Veamos cómo podemos fomentar la participación en estas áreas:

Incrementar la tasa de aperturas de tus emails

La apertura es la primera interacción que puede realizar un usuario sobre un email. ¿Cómo podemos incrementar la tasa de aperturas?

Incrementar la tasa de aperturas implica generar títulos y descripciones atrayentes.

Lo que vemos en una aplicación cualquiera de correo electrónico como Outlook o Gmail en cada uno de los mensajes de nuestra bandeja de entrada es el remitente, el asunto y otro fragmento de texto a continuación llamado pre-header.

Estos son los elementos con los que podemos trabajar. Veamos más a fondo cómo:

A tener en cuenta en el campo «de» o remitente

En el remitente o campo «de», (from en inglés) , debemos incluir un nombre de persona y empresa o marca o sólo la empresa o marca, de manera que el lector sepa identificar fácilmente quién lo envía.

Es importante emplear siempre el mismo, para que los repetidores nos identifiquen más fácilmente también.

En cualquier servicio de envío masivo de emails se suele configurar asociado a la campaña o a la lista de destinatarios.

El asunto, el titular, el alma de la fiesta

El asunto es muy probablemente nuestra mejor baza para optimizar la tasa de aperturas. Es como el titular de un artículo periodístico, lo que los lectores escaneamos en busca de algo interesante que leer.

Es importante el matiz de que escaneamos, ya que, es literalmente así. Los usuarios, debido a la gran cantidad de envíos de correo publicitario que recibimos diariamente, estamos acostumbrados a escanear y descartar de forma rápida los elementos a eliminar o abrir. Por ello, nuestro titular, el asunto, debe destacar entre la multitud.

Prueba de esto es que en los últimos tiempos hemos visto cómo muchos han incluido iconos y emojis en el asunto. Simplemente para destacar.

Tips para un buen asunto en tus campañas de email:

  • Ser original, imaginación y creatividad al poder. Necesario para conseguir destacar.
  • Conocer a tu público. De esta forma mejoramos sustancialmente el punto anterior. (Nada peor que un chiste mal contextualizado, seguro que sabes de lo que hablo…)
  • Revisar varias veces y por varias personas si puede ser. A todos se nos puede escapar una falta de ortografía, lo que supone un error fatal.
  • Emplear la longitud adecuada. Según la aplicación utilizada, ronda los 60 caracteres.
  • Usa el pre-header para complementar. Si no lo rellenas se mostrará el primer texto del cuerpo del mensaje.
  • Usa emojis o iconos, pero sin abusar.
  • Nunca emplear palabras prohibidas o nos vamos al spam sin pasar por el purgatorio. (Gratis, gana dinero, Viagra, etc).
  • Analizar datos de tasa de clic de estos asuntos transformados en titulares en SEO y SEM.
  • Hacer pruebas A/B y analizar.

2 ejemplos de asuntos de email

Ejemplo de cabecera de un email en Gmail

En la captura de pantalla anterior vemos un ejemplo muy bueno de la cabecera de un email de Udemy visto desde Gmail versión escritorio.

Podemos ver que el campo de, «Udemy para instruct.» es súper descriptivo. Gracias a él se que se trata de una información dirigida a instructores, no a usuarios cualesquiera y que de trata de Udemy, la conocida plataforma de formación.

Después vemos el asunto, con un icono de un gráfico muy ilustrativo y la frase «Tu resumen diario … «. Muy descriptivo y conciso.

En la parte final vemos este primera frase del contenido. «[Haz clic aquí] para…«. Se trata del pre-header y en este caso se está empleando para incitar a la acción. Si miramos el contenido del correo no encontraremos esta frase.

Cabecera email Renfe vista desde Bluemail para Android

En esta otra captura vemos sin embargo cómo podemos identificar al remitente y que el asunto es también muy descriptivo.

También vemos como la tercera línea que ocupa el pre-header, se está mostrando información del contenido del email, que además incluye este «documento sin título». Un fallo que, de revertirse, sería una oportunidad de incrementar la tasa de clics. En este caso lo abriremos, ya que sabemos que contiene los billetes, pero no deja de recordarnos la fama de que goza el sitio web de la empresa ferroviaria.

Incrementa la tasa de clics de tus emails

Una vez que hemos logrado que el usuario abra el correo tenemos por delante la segunda batalla. Lograr que este haga clic donde pretendemos que lo haga.

Y ojo aquí porque es fácil incurrir en el clásico error de poner demasiadas trampas para osos y quedar atrapados nosotros mismos.

Me explico. Nuestro envío de correo debe tener un objetivo concreto y ese objetivo de sebe poder conseguir por parte del usuario sin que este tenga que pensar.

Ejemplo de llamada a la acción vía marcoshidalgo.com

Esto lo conseguimos mediante las mínimas llamadas a la acción posibles, bien grandes, atrayentes y que no den lugar a confusión.

Adicionalmente, hacer pruebas A/B con distintos colores y textos en el botón nos ayudará a terminar de conseguir incrementos en la tasa de clic de nuestras campañas de mailing.

Facilita la difusión

Hablando de engagement hemos de considerar también la habilitación de formas de compartir el contenido. Aunque cualquiera puede reenviar el mensaje, puede que a ciertos usuarios les gustara la idea de compartirlo en sus redes favoritas.

Debemos facilitar esa tarea mediante enlaces que lleven al usuario a nuestra publicación en cada red para que a este no le cueste esfuerzo compartirla.

Es común encontrar campañas de email en las que los iconos sociales están en la parte inferior del email, que apuntan a los perfiles sociales de la empresa y en los que nadie hace clic.

Prueba a sustituirlos por unos botones de compartir, indicándolo así (para que el usuario sepa para lo que sirve) y con cuidado de no quitar protagonismo a la llamada a la acción.

Evita el No reply

Supongo que sabes de lo que hablo. Cuando te llega un email desde una dirección de correo noreply@loquesea.algo te están avisando de que contestar no te va a servir de nada, ya que nadie lo va a leer.

A mi juicio esto es un gran error, ya que, en primer lugar, muchos usuarios o no saben lo que eso significa o ni siquiera lo vemos. Sin ir más lejos, Gmail oculta por defecto la dirección de correo a menos que le demos a «Mostrar detalles» una vez hemos abierto el mensaje.

Esto implica que es posible que haya usuarios que nos estén otorgando su tiempo y un valioso feedback y nosotros los estamos tirando por el retrete.

Moraleja: No sólo no uses cuentas noreply, además, monitoriza y da solución a las respuestas de tus envíos emailing.

Habilita vías de medición

El Sr. Bond nos enseñó que el mundo nunca es suficiente. Con la analítica pasa igual. Los datos que nos arrojan los informes de las herramientas de email son necesarios, pero insuficientes.

Es esencial medir cada uno de los enlaces que incluyamos en el contenido de los emails de manera exhaustiva. Para ello emplearemos etiquetado wt_mc, utm o similar, de forma que en nuestra herramienta de analítica web podamos saber en detalle qué ha ocurrido con cada uno de esos enlaces.

A diferencia de otras herramientas de analítica web, con Webtrekk podemos incluso configurar a nuestro antojo los niveles y categorías de parámetros de enlaces para adaptar los análisis a las necesidades de cualquier proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here