El grito de guerra del Remarketing: ¡No te Rindas!

¿Los usuarios abandonan tu sitio web sin haber completado ninguno de los objetivos que te hubiera gustado (ya sea una compra, una suscripción, una interacción social de cualquier tipo…)? ¿Representa un porcentaje demasiado alto del total de tus usuarios? No desesperes. Aún no está todo perdido.

161108_remarketing_enrique

Tal vez lo estuviese en los albores de Internet, pero no hoy en día. Aún no es un “cliente perdido” por completo. Todavía podemos llamar la atención sobre él en otras partes de Internet para tratar que vuelva hasta nuestros dominios y que cumpla el objetivo esperado. Y de esto se encarga precisamente el remarketing, que puede describirse de manera somera en tres pasos simples:

  1. Captura de los intereses del usuario en tu propio sitio web.
  2. Reconocimiento del usuario en páginas o aplicaciones externas, y marca de ese usuario como objetivo: muestra de publicidad personalizada según sus intereses.
  3. Retorno del usuario a nuestro sitio web, con un simple clic.

Hace años, este proceso se trataba de toda una utopía, tanto a nivel técnico como a nivel de concepto. Sin embargo, con el paso del tiempo dejó de ser utópico para convertirse en una realidad. Con el nacimiento del Remarketing Online, se hacía lo que a mí me gusta llamar “Remarketing a cañonazos”. No importaba lo que los usuarios hubieran hecho en tu web: tal vez ya han comprado el viaje que querían, tal vez sólo llegaron a tu web por error y rebotaron inmediatamente. Daba igual: siempre verían tus anuncios.

Y esto es claramente contraproducente para ambos lados de la ecuación: el anunciante está tirando su dinero sobre un objetivo que no es adecuado, y por otra parte el usuario verá publicidad que para nada encaja con sus intenciones.

El tiempo siguió corriendo, y el proceso de remarketing fue madurando y puliéndose hasta límites muy elevados. Hemos pasado del “Remarketing a cañonazos” al Remarketing Online altamente cualificado y competitivo. Ya no se puja por usuarios que acaban de convertir (salvo que tenga sentido una nueva conversión inmediata), ni tampoco por usuarios que llegaron a tu página y rebotaron inmediatamente. Además, mostraremos anuncios adecuados al comportamiento y los intereses que los usuarios demostraron tener, y les facilitaremos las cosas hasta el punto de poder acceder directamente hasta ese artículo que abandonaron en el carrito durante su última visita a la web. Y en este punto nos encontramos en la actualidad.

Dos de los principales tipos son el Search Remarketing y el Facebook Retargeting, es decir, el buscador de Google y la red social Facebook. Millones y millones de usuarios utilizan ambas plataformas. Si han pasado por tu página, casi con toda probabilidad pasarán próximamente también por cualquiera de estos dos colosos.

Para el primero, sólo es necesaria la creación de una lista de Remarketing en Adwords y después incluir el código asociado en tu página. Cuando el usuario efectúe una búsqueda en Google, recibirá anuncios personalizados en función de su búsqueda. Este sería el proceso habitual. Sin embargo, si configuramos campañas de search remarketing con Webtrekk, obtendremos algunas ventajas sustanciales:

  • Alojar el snippet de Adwords en la Suite de Webtrekk, en vez de directamente en tu página web, evita la fuga de información comercial relevante para tu empresa a través del Data Leakage.
  • Apoyándonos en la capa de analítica, podemos crear segmentos mucho más precisos a los que queremos atraer de vuelta hasta nuestra página. Podemos utilizar comportamientos en tiempo real y datos históricos para definir la pertenencia o no pertenencia de un usuario a un segmento. Lanzaremos nuestra campaña de remarketing exclusivamente para este segmento.

Respecto a Facebook Retargeting, tenemos un modus operandi similar. El procedimiento estándar consiste en instalar el píxel de Facebook en cada una de las URLs de tu sitio web. Este píxel almacenará información sobre qué páginas son consultadas, y cuando el usuario acceda a Facebook, recibirá publicidad personalizada. De nuevo, existen algunas ventajas si implementamos Facebook retargeting con Webtrekk:

  • No es necesaria la implementación del Píxel de Facebook en tu página, evitando nuevamente facilitar excesiva información a Facebook. ¡Data Leakage de nuevo!
  • La analítica puede evitarte pujas inútiles: por ejemplo, si todas las compras anteriores de ese usuario han sido desde PC, no malgastes el dinero en una puja para ese usuario si el acceso está siendo realizado desde un móvil.

Como veis, el Remarketing se trata de una herramienta muy importante dentro del Marketing Digital, y sólo aquellos actores que no se pierdan en la jungla que puede llegar a convertirse debido a su complejidad y continua evolución, podrán maximizar los beneficios. Por lo tanto, ¡no os rindáis!


Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply