First-Party Data | El trigger del éxito digital

 

Webtrekk_First_Party_Data

Como muchos describen, ser soberano o dueño de tus datos está estrechamente ligado con la utilización de “First-Party Data“; lo cual significa recopilar la información del comportamiento de tus usuarios en los activos web y app, para a posteriori disponer de ella.

Por lo tanto, ¿qué es el “first-party data”?. Sencillamente se trata de datos recogidos por una compañía sobre sus visitantes y clientes. Este tipo de datos nos muestran cómo interactuan tus visitantes con tu contenido y productos, haciéndolo, de esta manera, un insight de gran valor en la toma de decisiones.

Sin embargo, el “third-party data“sigue estando altamente valorado. Los conjuntos de datos “third-party” construyen un arquetipo de usuario recogiendo la información sobre cómo interactuan en tus activos digitales (y en los de tu competencia). Este tipo de información de “terceros” se adquiere, en la mayoría de los casos, bajo pedido. Es decir, son conjuntos de datos accesibles a quiénes quieran poseerla a cambio de una cantidad económica determinada.

Además, debemos tener en cuenta que la calidad de los conjuntos de datos “third-party” en comparación con los “first-party”, así como su actualización y pertenencia son variables; por lo que las agencias distribuidoras de este tipo de datos no pueden asegurar la calidad de los mismos.

Los datos recabados por tí mismo poseen un valor superlativo – en comparación con los datos “third-party”- la posesión de estos datos puede incluso optimizar tu inversión en marketing incluyendo plataformas como Google y Facebook. Por ejemplo, los datos “first-party” puede reconocer a los clientes que estén dispuestos a comprar y, en consecuencia, excluírlos de una determinada tipología de campaña, ahorrando así dinero y tiempo.

Afortunadamente, parece ser que la próxima directiva de ePrivacy (hermana de GDPR) incentivará a las organizaciones a utilizar “first-party data”.

En conclusión, la soberanía o pertenencia de los datos es, oficialmente, un “must-have”; mientras que el “third-party” es, cada vez, menos recomendable.  Realicemos un ejemplo final: Imagina que estás comprando en el supermercado Aldi, y sabes que tienes 50 personas que están apuntando lo que estás incluyendo en tu carrito. En el mundo real este hecho sería algo inaceptable, pero es lo que está pasando en el mundo online – exceptuando cookies de third-party que sean invisibles y anónimas.

Desde Webtrekk consideramos que las empresas deberían ser cautelosas con la gestión de los datos de sus usuarios , y estar en control de los mismos. Además, irás ganando experiencia y optimizando tus acciones de Marketing. Y lo más importante, son los datos que has recogido los que crearán una ventaja competitiva frente a tu inversión y hacia tus competidores.


Previous Post Next Post

You Might Also Like

Leave a Reply